Noticias
Tierra del Fuego

Cloacas: ficción y realidad

Alejandro Rojo Vivot


“En el albañal (…) todas las porquerías de la civilización, cuando ya no sirven, caen en ese foso de verdad, a donde va
a parar el inmenso derrame social. Se sumerge en él, pero se ponen al mismo tiempo de manifiesto. Aquélla mezcla
es una confesión. No más falsas apariencias; ya no hay afeite ni disfraz posibles; la basura se quita la camisa; desnudez
absoluta, disipación de ilusiones; lo que es, nada más que lo que es, con la siniestra figura de lo que acaba. Realidad y
desaparición”.
Víctor Marie Hugo (1802‐1885)
Se puede obtener un buen indicador social de las preocupaciones principales de una comunidad al analizar y
comparar las propuestas electorales y las cuestiones que generan debates relevantes en las periódicas campañas
políticas. También podríamos recurrir a las preguntas que efectúan los encuestadores de opinión y el orden de
prioridades que surgen de los que responden. También es factible realizar otro tanto con los silencios en ambos
sentidos. Cada uno se podrá contestar sobre estas cuestiones y colocarse el sayo que le quepa.
Las sociedades son construcciones complejas y dinámicas, con avances y retrocesos, con luces y sombras y,
principalmente, con la inteligencia de reconocer errores y carencias y reconvertirlas en aprendizajes de valía; hay
proyectos con sesgos autocráticos y otros que construyen reconociendo la diversidad humana como valor.
Los artistas, frecuentemente, recuerdan, reflejan y anticipan, como también, contribuyen a poner negro sobre blanco
aspectos vedados de muy diversas maneras.
Son muchos los ejemplos como el académico español José María de Pereda y Sánchez Porrúa (1833‐1906) que en su
novela realista de 1883, Pedro Sánchez, describe su país de mediados del siglo XIX incluyendo, humorísticamente, la
notoria insuficiencia de servicios higiénicos públicos y domiciliarios por lo que eran también empleados los zaguanes o
vestíbulos de los edificios: “Momentos después llegamos, sanos y salvos, al portal de mi posada.
‐¡Respiren ustedes! –iba decir triunfante a la familia entera, sin considerar que allí había, como en la mayor parte de
los portales de Madrid de ese entonces, una hedionda letrina, que ya había hecho torcer el arrugado gesto de Pilita”.
Asimismo recordemos que un muy frío 15 de diciembre de 1915, un padre abandona a su esposa a punto de alumbrar y
ella camina hacia un hospital pero se detiene en una alcantarilla en Belleville 72, al frente de un Mercado, y sola
realiza el trabajo de parto: había nacido quien tuvo una existencia trágica y que fue alimentada básicamente con
alcohol (en vez de leche) pues así se eliminan los microbios y se crio en el burdel regenteado por su abuela paterna;
su nombre fue Edith Giovanna Gassion, contralto, luego conocida sucesivamente como Edhit, Môme (pequeño) Piaf
(gorrión), Edith Piaf y por siempre el gorrión de París con su célebre Nom, je ne regrette rien (No, no lamento nada) y
sus muchos otros éxitos quizá hoy en día más populares.
Ya en nuestros días, podemos citar al controvertido artista neo conceptual belga Wim Delvoye (1965), con su serie
Cloaca que fue expuesta en casi todos los museos de gran prestigio internacional, incluyendo una serie de obras como:
“Cloaca ‐ New & Improved”, “Cloaca Original”, “Cloaca Quattro”, “Cloaca N° 5”, “Personal Cloaca” y “Cloaca Turbo”.
Sí, es lo que imaginamos en detalle; entendemos que debe tener autorización bromatológica y permisos sanitarios
fronterizos.
En los procesos electorales surgen repentinos interesados en el bienestar general, se auto titulan los padres o
madres de los pobres y de los niños, los salvadores de la patria aunque de la humanidad, etcétera; cuando finalizan
algunos se van diluyendo, otros se olvidan de sus promesas y varios son ejemplos de que la política vale la pena.
Con asiduidad escuchamos que el saneamiento ambiental no es una prioridad de los partidos políticos pues las
inversiones son muy significativas y poco o nada se ven. Al respecto también debemos reflexionar si los graves
problemas estructurales están dentro de las cuestiones relevantes del electorado y si surgen como demandas
imperativas.
A la hora de votar reflexivamente los ciudadanos pueden sumar o no estas cuestiones en la construcción de su
decisión, pero siempre recordando que la concurrencia a las urnas es una magnífica oportunidad para cualificar la
democracia y que mucho depende de nuestro presente y de sus proyecciones futuras.


© 2013 UshuaiaTdf.com - Todos los derechoas reservados

Ushuaia, Tierra del Fuego, Argentina
E-mail: contacto@ushtdf.com